Crónica XIV

La relación del joven Príncipe Ledo con su anciana tia Oberina ha llegado a oídos del populacho de Tebápolis. El Rey Barak, consciente de que no debe permitir semejante ultraje, ha exigido un juicio por combate para su propio hijo Ledo. El Rey escogerá como campeón personal a Heitinga, el hombre de dos cabezas, soldado curtido en mil batallas. Ledo, sabiéndose con escasas posibilidades ha pedido a su tía, hechicera negra, que convoque al fantasma de la anterior esposa de Barak, la Reina Penélope -muerta en extrañas circunstancias-, para que asesine al campeón del Rey. Por su parte, la joven Ilena, princesa de la vecina Niper, ha llegado a toda prisa al palacio de Tebápolis para entregar a Ledo -de quien ella está enamorada- la famosa espada-demonio Garzûm, perteneciente a su difunto padre y que sea él mismo quien limpie su honor empuñando el arma. El juicio por combate comenzará al amanecer, e Ilena, en su desesperación, es capaz de lanzar a sus hombres contra la Guardia de Tebápolis antes que ver morir a Ledo.

Pirámide de personajes

  • Excelente (+5) Ninguno
  • Grande (+4) Heitinga el de Dos Cabezas
  • Bueno (+3) El Rey Barak; Príncipe Ledo
  • Aceptable (+2) Oberina la negra; Fantasma de la Reina Penélope
  • Normal (+1) Séquito de la Princesa Ilena; Guardias del palacio de Tebápolis; Princesa Ilena

Aspectos
¡Arrodillaos ante el poder de los Infiernos!, El pueblo teme a la hechicería, Relaciones tensas, Pebeteros ardiendo, Noche sin luna, Trágico final, Espada maldita

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s